2019 prepárate que voy

En coaching trabajamos por objetivos. Si no tienes un objetivo claro no sabes dónde vas.

Es como si te subieses a un taxi y le dijeses al taxista “lléveme”, él te preguntaría ¿dónde?, y esperaría una respuesta concreta, ¿verdad?.

Al igual que en este ejemplo, en la vida deberías funcionar de forma similar. Si no sabes la ciudad, calle y número a dónde quieres ir, ¿cómo vas a ir?, ¿dónde llegarás?…

El final del año y comienzo del siguiente es un momento perfecto para plantearte esta pregunta.

¿Dónde quieres estar dentro de un año?

Puesto que la pregunta es muy amplia e incluso puede parecer un poco difícil de contestar, ¿te parece que la dividamos en partes?

Cada parte va a ser un área de tu vida. Por ejemplo: Desarrollo personal, hogar, salud, trabajo, amigos, amor, dinero y hobbies.

Te pueden cuadrar los nombres de estas áreas o no, ponles el nombre que desees.

Ya que lo que vas a hacer ahora es soñar y programar tu próximo año, te invito a que lo hagas a solas, en un espacio tranquilo y sin prisas. Puedes ponerte tu música preferida, tomarte una infusión calentita, una copa de vino… ES TU MOMENTO…tú decides.

Tú eres la directora de tu propia empresa: TU VIDA.

Puesto que eres la directora tienes contacto con los distintos departamentos de tu empresa. Cada uno de los departamentos son las áreas. Desarrollo personal, hogar, salud, trabajo, amor, dinero y hobbies (o las que tu hayas nombrado).

Y ahora te invito a que te reúnas con la jefa de departamento de cada área. Es una reunión íntima, sin límite de presupuesto, sin juicios, sin prejuicios, donde vais a poder expresar todo que deseéis.

Cada jefa de área te va a responder una pregunta de las siguientes:  

  • ¿Qué quieres conseguir en tu desarrollo personal?
  • ¿Cómo te gustaría que esté tu casa? ¿Qué objetivo te gustaría conseguir en tu hogar?
  • ¿Cómo quieres estar a nivel salud?
  • ¿Qué quieres alcanzar en tu trabajo?
  • ¿Cuál es tu objetivo con tus amigos?
  • ¿Qué es lo que quieres conseguir en el amor?
  • ¿Qué objetivo quieres alcanzar en el área económica?
  • ¿Cuál es tu objetivo con respecto a tus hobbies? ¿Qué te gustaría hacer?

Puesto que tenéis amplio presupuesto, espero que hayas pedido por todo lo alto, sin límites…

Ahora bajaremos tus deseos a la tierra para que puedas alcanzarlos.

Para que puedas alcanzar tus objetivos es necesario que estén bien formulados y te voy a ayudar con ello.

Buena formulación de objetivos

A cada respuesta o lo que es lo mismo a cada uno de los deseos anteriores le vas a pasar el filtro SMARTER.

S de Specific (específico), M de Measurable (medible), A de Attainable (alcanzable), R de Realistic (realista), T de Timely (definido en el tiempo), E de Ecological (ecológico) y R de Rewarding (recompensa).

Pasar el filtro SMARTER es contestar a todas las preguntas que tienes más abajo para cada uno de tus deseos. Ve respondiendo y reformulando, añadiendo o concretando tu objetivo si es necesario.

¡Comenzamos!

S – ESPECÍFICO

¿Es un objetivo concreto y está en positivo? Si se lo contases a alguien sabría en qué consiste exactamente. Es como el ejemplo del taxi, es necesario saber ciudad, calle y número.

Ejemplo: Quiero adelgazar o no quiero pesar 80 kilos. Estos ejemplos no son de un objetivo específico. En el caso de adelgazar como tiene connotaciones de pérdida no está del todo en positivo y por supuesto no quiero pesar, está en negativo.

Ejemplo: Quiero pesar 70 kilos. Esto si es un objetivo específico y positivo.

Ejemplo: Quiero ser feliz. Típico ejemplo de objetivo no específico. ¿Qué es para ti ser feliz?. Es necesario que definas concretamente que tiene que pasar exactamente para que seas feliz.

Ejemplo: Quiero sentir paz interior, dormir continuadamente todas las noches y estar contenta. Esto podría ser un objetivo específico y positivo.

M – Medible

¿Puedes medir los resultados? ¿Cómo vas a saber que lo has conseguido? ¿Qué te va a decir que has alcanzado lo que querías?

Ejemplo: En los kilos, 70 kilos sería la medida.

Ejemplo: Quiero sentir paz interior, dormir y estar contenta. La pregunta sería ¿cómo sabes que sientes paz interior?, por ejemplo, cuando siento paz interior me encuentro tranquila, el corazón y todo mi cuerpo están en armonía, mi mente está calmada, el cuerpo está relajado,etc. Y la misma pregunta ¿cómo sabes que duermes continuadamente todas las noches?, y ¿cómo sabes que estás contenta?.

A – Alcanzable

¿Tu objetivo es alcanzable o realizable?, ¿es legal?, ¿hay alguien que lo haya conseguido antes que tú?, ¿es realista?, ¿es posible?.

Ejemplo: Imagina que yo quiero pesar 70 kilos y mido 2 metros. A lo mejor, no es posible alcanzar ese peso manteniendo una buena salud.

Ejemplo: En el caso de dormir continuadamente. A lo mejor tengo un bebé de 5 meses en casa y se despierta por las noches. Mi objetivo no sería alcanzable en estas circunstancias.

R – Realista

¿Tienes los medios o herramientas para conseguir tu objetivo?, ¿cuál es tu nivel de compromiso?, ¿cuáles son las posibilidades reales de éxito?

Ejemplo: Los dos anteriores sirven perfectamente, ¿estarías siendo realista en esas circunstancias?.

T – Temporal

¿Cuál es la fecha límite?, ¿cuándo vas a empezar?, ¿cuáles son las etapas intermedias?.

Ejemplo: Quiero pesar 70 kilos el 30 de diciembre del año próximo. Quiero bajar 2 kilos cada 2 meses.

Ejemplo: Quiero sentir paz interior, dormir continuadamente todas las noches y estar contenta cada semana desde hoy 30 de diciembre hasta el próximo año en la misma fecha.

E – Ecológico

¿Perjudico a alguien si lo consigo?, ¿pierdo algo o pongo en peligro mi bienestar o el de alguna persona de mi entorno?.

En muchas ocasionas tanto tú como tu entorno os veréis beneficiados.

Si hubiese alguna persona perjudicada, tendrías que ver como minimizar esos daños. Puede ser necesario que expliques tu objetivo a esa persona para que entienda lo que va a ocurrir, etc.

Ejemplo: Si yo me pongo en mi peso, yo saldré beneficiada y mi entorno también porque me verá mas saludable. No perjudico a nadie si alcanzo mi objetivo.

R – Recompensa

¿Conseguir tu objetivo es un desafío para ti?, ¿cuál es la mayor recompensa al conseguirlo?, ¿la recompensa es mayor que la pérdida?.

Este apartado es muy importante. Imagina que para alcanzar mi objetivo es necesario que deje de hacer cosas que a mi me encantan y me supone un suplicio no hacerlas. Si la pérdida es mayor que la recompensa es muy difícil que lo alcance, tiraré la toalla en la primera dificultad que aparezca, se me olvidará mi objetivo, etc…

Si la recompensa no supera a la pérdida, vuelve a reformular el objetivo y adáptalo para que la recompensa sea muy superior al “sacrificio”.

Ejemplo: Quiero pesar 70 kilos dentro de un año. Para ello es necesario que cada 2 meses baje 2 kilos y tendré que dejar de comer pan y hacer deporte 4 días en semana. Si yo no puedo vivir sin pan o no estoy dispuesta a hacer ejercicio 4 días porque normalmente hago dos días y me cuesta. La recompensa de verme bien delante del espejo y que me valga la ropa es inferior a lo que me va a costar no comer pan y hacer deporte más de 2 días, con lo que en menos de un mes habré olvidado mi objetivo.

Ejemplo: Quiero sentir paz interior, dormir bien todas las noches y estar contenta, sentirme optimista. Para alcanzarlo tendré que meditar 10 minutos al día, dejar el café por las tardes, observar mis pensamientos negativos… a priori, parece que la recompensa es mayor que la pérdida.

 

Después de hacer todas estas preguntas en cada área de tu vida, escribe cada objetivo en un folio aparte.

Y ahora es necesario que pienses y escribas que acciones concretas vas a hacer para alcanzar cada uno de tus objetivos. También escribe cuando vas a empezar.

Como has visto, es necesario que te tomes tu tiempo para pensar bien, meditar, comprobar que realmente están alineados contigo.

La idea es que los tengas presentes durante todo el año y dos o tres veces al año los revises para que veas como vas, si es necesario ajustar algo hacia más o hacia menos.

La revisión y ajuste de tus objetivos puede ser muy motivadora porque serás consciente de los avances que estas teniendo, fortalecerá tu autoestima y tu compromiso contigo misma.

Tus objetivos son tuyos y de nadie más, por muy pequeños o insignificantes que te parezcan si cada año avanzas más y más podrás alcanzar ese objetivo a más largo plazo que igual hoy te parece imposible.

Si te parecen muchos, puedes elegir una o dos áreas de tu vida en las que quieras mejorar o cambiar algo y empezar por ahí.

Te invito a que te imagines con tus deseos alcanzados.

Cierra los ojos, sentada en una postura cómoda, con los pies apoyados en el suelo y la espalda en contacto con el respaldo.

Pon atención a tu respiración, en cada inspiración y exhalación tu cuerpo se relaja más y más.

Imagínate dentro de un año. Imagínate con tus metas conseguidas.

Observa lo que ves.

Escucha lo que escuchas.

Siente lo que sientes.

Observa cada detalle, cada color, cada sonido, cada aroma.

Observa tus sensaciones corporales.

Y cuando te hayas llenado de lo que estas imaginando, puedes volver a tu cuerpo, al aquí y ahora.

Al abrir los ojos, escribe todo lo que has imaginado, como te has sentido, lo que has visto, lo que has escuchado, etc.

Y después, revisa si quieres cambiar alguna acción, si deseas añadir algún paso o detalle que antes habías pasado por alto.

Ahora sí que sí puedes decir bien alto:

2019 prepárate que voy

 

Estoy deseando conocer tus deseos para el próximo año. No dudes en compartirlos.

Feliz 2019 y que todos tus sueños se hagan realidad.

2 comentarios en “2019 prepárate que voy”

  1. Feliz 2019!! Gracias por compartir tus conocimientos y experiencias . Me encanta leerte y me llega mucho lo que escribís . Estoy en el camino de aceptación y amarme. Gracias Gracias Gracias!!

    1. Feliz Año Nuevo Verónica!
      Muchas gracias a ti por leer, comentar y poner en práctica.
      Enhorabuena por explorar el camino de la aceptación y el amor a ti misma. Es un camino lindo, merece la pena.
      Un abrazo enorme.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Laura Cubero.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de lauracubero.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.