Amor en pareja

Hoy me gustaría que hablásemos de Amor. Si yo te pregunto que es para ti el amor, ¿qué me responderías?.

Tómate un momento para contestar cual es tu definición de amor.

Habrá tantas respuestas como personas.

Concretamente, me gustaría hablar del amor en pareja, aunque se puede aplicar al resto de relaciones.

La RAE define el amor como Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser”.

¿Estás de acuerdo con esta definición?

Igual que antes, habrá diferentes respuestas. Me gustaría analizar algunas de ellas.

Si estás de acuerdo con esta definición, querida amiga, asumes que estás “incompleta” y buscas una pareja para que te complete. 

Es posible que no sepas qué es lo que te falta, pero tu parte mas inconsciente sí lo sabe y es por eso que determinadas personas te atraen. Porque ellas tienen eso que a tu parte mas primitiva cree que le falta.

Si no estás de acuerdo con la definición y sin embargo en la práctica buscas parejas que rellenen tu “insuficiencia”, te encuentras en la misma situación que la anterior.

Puedes estar o no de acuerdo, ser tu quien te sientes suficiente, sin embargo tu completas a tus parejas, con lo cual seguiría existiendo esa relación de necesidad o dependencia para ser “suficiente”.

Por último, estaría la pareja en la que ambas partes se sienten suficientes y se unen para sumar, no para completarse.

Para la biología, lo único importante es la supervivencia y perpetuar la especie. Esta biología que se aloja en nuestro tallo cerebral, que es instintiva y que no entiende de amor, de sentimientos o de felicidad.

Y he aquí, en este cerebro reptiliano, donde se guarda toda la información de nuestra familia, de nuestros ancestros, de nuestro pueblo, país y mundo. También se conoce como inconsciente familiar e inconsciente colectivo. Aquí están archivadas las “soluciones ganadoras” que nos han permitido llegar hoy hasta aquí, llegar vivos.

¿Cómo elegimos a nuestra pareja?

Desde la mirada biológica, nada es casual y para esto utilizamos mecanismos conscientes e inconscientes.

La parte consciente elige por cualidades, comportamientos u otros rasgos que son afines a nosotras. Te gusta porque es alto/a, guapo/a, tenéis hobbies en común, etc.

Otras veces, elige la parte mas inconsciente. De hecho, hay personas que te dicen “me gusta y no sé por qué, pero me encanta”. 

Esta parte inconsciente, utiliza todas las soluciones ganadoras que le han permitido llegar aquí, cumplir con los mandatos familiares (prohibiciones u obligaciones impuestas por los miedos y deseos de los padres o clan) o cumplir con las etiquetas que nos han puesto desde niñas (“eres igual que tu tía”, “no se puede confiar en ti”, “no hay quien te aguante”).

Sea cual sea tu situación actual, siempre puedes elegir desde el autoconocimiento, la consciencia y la libertad, como adulta que eres, qué tipo de relación y de pareja deseas.

Puedes elegir tener una relación de dependencia, con infidelidades, con insatisfacción, sin amor… o elegir una relación extraordinaria porque tú lo mereces.

¿Existe el amor perfecto?

Según la Teoría de Sternberg, el amor completo o “perfecto” sería aquel que contiene intimidad, pasión y compromiso.

Alcanzar ese amor completo es posible y probablemente lo hayas vivido. 

Lo interesante aquí es mantenerlo durante toda la relación. Cómo hacer para que estos tres componentes estén la mayor parte del tiempo.

Y aquí es donde está el crecimiento y la maravilla de estar en pareja. 

Ese crecimiento diario, ese remar en la misma dirección para ser seres completos en nosotros mismos y crecer de forma conjunta hacia un propósito común.

Posiblemente estarás pensando que quieres tener una relación de amor completo para el resto de tus días y que cómo se hace eso.

Desde mi experiencia personal y profesional hay diferentes aspectos:

  1. Autoconocimiento. Conocerte a ti misma, con total honestidad. Conocer tus conflictos, tus necesidades, tus valores, qué han tenido en común todas tus parejas, qué falto o qué sobró en la casa donde te criaste, etc. 
  2. Conocer a tu pareja. Conocerla igual que a ti misma, sin juicios, sin buscar culpables.
  3. Amor incondicional. A pesar de mis conflictos, a pesar de tus conflictos, te entiendo sin juzgarte y te amo, a pesar de todo.
  4. Compromiso. Compromiso de crecimiento, de crecer juntos cada día, a pesar de que la vida no es de color de rosa, a pesar del cansancio y de que a veces sea duro porque crecer no es cómodo. Hacer las cosas diferentes puede ser molesto.

Si todos estos ingredientes están presentes la mayor parte del tiempo tu relación será de amor completo.

Preguntas de reflexión

¿Qué relación tenían tus padres?

¿Tus relaciones se parecen a la relación de tus padres o son completamente opuestas?

¿Cuál es el proyecto común de la relación?

¿Estás dispuesta a hacer lo que sea necesario para acercarte a ese proyecto común?

¿Estás dispuesta a amar incondicionalmente a pesar de tus miedos y comunicarte desde ahí?

¿Estás dispuesta a mostrar tu vulnerabilidad?

¿Tienes una vida de calidad?

La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones.

Estoy encantada de leerte, escucharte, darte feedback y poder acompañarte a alcanzar esa relación extraordinaria con la que sueñas.

4 comentarios en “Amor en pareja”

  1. Me encanta el artículo…. además de que me viene muy bien porque hablas de aspectos que creo que en mi caso me están pasando factura….. gracias!!!!

    1. Muchas gracias Esther!
      Es genial que tengas esa conciencia de lo que te sucede para poder transformarlo.
      El próximo 26 de octubre realizaré un taller vivencial para trabajar diferentes aspectos que nos afectan en las relaciones. No será solo teoría sino que te llevarás puesto lo que trabajemos.
      Si quieres mas información ya sabes que estoy a tu disposición.
      Un abrazo enorme.

  2. Muy bueno, sobretodo las preguntas de reflexion te llevan a plantearte aspectos fundamentales para saber si puedes llegar a una exitosa relacion amorosa.

    1. Muchas gracias Leo. Es super interesante la observación y la reflexión en cuanto a nuestras relación para poder descubrir qué patrones seguimos y tener conciencia.
      Tener una relación exitosa o extraordinaria siempre es posible, lo que ocurre es que no todos estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para ello.
      Un abrazo enorme y felices relaciones!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Laura Cubero.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de lauracubero.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.