Conoce tus necesidades primarias

Si ahora mismo te pregunto ¿cuáles son tus necesidades primarias?, ¿qué contestarías?.

Posiblemente me dirías comer, dormir, sentirme segura, conseguir lo que me propongo, ser buena persona, tener buenas relaciones, etc.

Efectivamente, estas necesidades son primarias puesto que sin ellas no podrías vivir. Dependiendo de las que tengas cubiertas irás necesitando cubrir las siguientes. Hay que no tenga nada para comer no se va a preocupar por crecer a nivel laboral.

Desde la Descodificación Biológica las necesidades se relacionan con el tipo de capa embrionaria (tipo de tejido).

Y cuando hay afectado un tejido en concreto, la persona ha vivido o está viviendo un conflicto relacionado con esa necesidad no cubierta, que puede ser, por ejemplo, supervivencia.

Para el Coaching Estratégico, existen ocho necesidades. Las primeras seis se consideran de supervivencia y las otras dos son espirituales.

Cada persona tiene prioridad en cubrir unas u otras. Tener cubiertas las dos o tres primeras (que para ti son importantes) es sinónimo de vivir y vas a hacer lo que sea para sentir que están satisfechas.

Que las necesidades estén satisfechas o no, no implica que para ti sean importantes. A veces no hay carencia en una de ellas y puede ser fundamental para ti.

Las 8 necesidades primarias

  1. Amor: Es la necesidad básica por excelencia. Todos necesitamos sentirnos amados y dar amor. Un bebé sin amor, no podría sobrevivir. Obviamente sin alimento tampoco.
  2. Pertenencia: Es la necesidad de sentir que no estás sola, que perteneces a un país, una sociedad, un determinado grupo por afinidad en pensamientos, actividades, etc.
  3. Reconocimiento/ Importancia: Es la necesidad de ser visible, sentirse respetada, sentir que eres útil, especial.
  4. Seguridad/Control: Es la necesidad de saber lo que ocurre y va a ocurrir en todo momento. Necesitas tener un “plan” sobre el futuro, saber lo que va a pasar o como va a suceder.
  5. Variedad/ Diversión: Es la necesidad de cambio, de sorpresa, de no sentir que se aburre.
  6. Drama: Es la necesidad de sentir problemas, miedo, inestabilidad, conflicto, crisis, cambio…
  7. Desarrollo: Es la necesidad de estar constantemente creciendo, aprendiendo cosas nuevas, desarrollando nuevas habilidades…
  8. Transcendencia: Es la necesidad de ir más allá de tus propias necesidades, querer dejar un legado, aportar al mundo, a otros…

Ahora que ya las conoces, te invito a que elijas las tuyas. ¿Cuáles son tus 3 necesidades?.

Una vez las tengas elegidas, te animo a que las priorices ya que tus decisiones y comportamientos están en función a cubrirlas desde la primera a la última.

Imagina que tus tres primeras necesidades son amor, seguridad y diversión.

Cada vez que realices un viaje, tendrás todo estudiado, planificado, habrás leído opiniones sobre el hotel, los restaurantes, etc.. la necesidad de seguridad prima sobre la de diversión.

Imagina que fuesen amor, reconocimiento y diversión.

Cada vez que realices un viaje, vas a hacer muchas fotos, las subirás a tus redes sociales, pondrás comentarios en los hoteles o lugares de interés, etc. la necesidad de reconocimiento e importancia está por delante que diversión.

Tener cubiertas tus necesidades es sinónimo de estar viva.

Dada la importancia de esto, te puedes imaginar que las vas a satisfacer sí o sí.

Es super importante conocerlas para poder ver la manera en que las cubres.

Las dos formas de satisfacerlas

  1. Es saludable para ti, tu entorno, te gusta y la puedes repetir tantas veces como desees.
  2. No es bueno para ti, ni para los demás, te puede gustar o no y no es sostenible en el tiempo.

Retomando los ejemplos anteriores, no es lo mismo cubrir tu necesidad de seguridad planificando un viaje, leyendo y preguntando sobre él que por ejemplo, no ir de viaje o no planificarlo tú y pasarlo mal en el viaje o no salir del hotel porque no conoces donde ir.

Para cubrir la necesidad de reconocimiento no es lo mismo hacerte fotos que enfadarte como una “mona” porque la comida no te ha gustado y montar un escándalo a tus acompañantes o en el restaurante.

Como ves en ambos casos las necesidades están satisfechas pero la forma de hacerlo difiere bastante.

Cuando una actividad o comportamiento cubre tres necesidades o más se convierte en una adicción.

Hay adicciones saludables y otras no tanto. No es lo mismo ser adicta a ver exposiciones de pintura, leer sobre ello, acudir a charlas, etc. que ser adicta a la comida, alguna droga, las compras, etc.

Puesto que ya tienes tus tres necesidades primarias escogidas y priorizadas, ahora te invito a que prestes atención a la forma que utilizas para satisfacerlas cada día.

Observa tus comportamientos, tus actividades diarias, las decisiones que tomas frecuentemente…

Aunque te parezca increíble hasta los problemas cubren necesidades.

Lo interesante de descubrir la forma en que las satisfaces es reconocerte en aquellas que te favorecen, conocer y poder decidir cambiar aquellas que no son buenas para ti.

¿Cuáles son tus necesidades primarias?, ¿cómo las satisfaces?.

Si te apetece compartirlas en público estaré encantada de leerte y darte feedback.

Si prefieres contármelo en persona, en un espacio más íntimo, te invito a que reserves una mini-sesión conmigo aquí.

Si el artículo te parece interesante y quieres compartirlo te lo agradezco enormemente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Laura Cubero.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de lauracubero.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.