Me siento sola

Me siento sola es una de las frases que más oigo en sesión.

Que te sientas así no significa que lo estés. Puedes estar rodeada de personas y sentirte sola. A veces es un sentimiento profundo de soledad, de sentir que nadie te entiende, que tu mundo interior esta quebrado y ni si quiera tu misma sabes muy bien que hacer.

Cuando eres consciente de que sientes esta soledad desde la adulta que eres hoy y desde tu mente pensante (el neocórtex) te das cuenta de que puedes solucionarlo. Puedes descolgar el teléfono y llamar a una amiga, puedes hablar con tu pareja, con tu madre, con tu hermana o con alguna persona de tu confianza con la que simplemente te sientes bien, sabes que os queréis y tenéis esa complicidad.

Todas las alarmas se activan, el cuerpo se pone en estrés cuando esa sensación de soledad aparece y es inconsciente. Es inconsciente porque ni tu misma te das cuenta de que tienes ese sentimiento y no puedes hacer nada para solucionarlo. En ocasiones no sabes ni que lo sientes, nunca has verbalizado en voz alta que te sientes sola.

Cuando la soledad profunda e inconsciente aparece en tu vida, vuelves a vivir todos los instantes de tu biografía en los que ese pensamiento afloró.

Cuando sucede un acontecimiento inesperado, vivido en soledad, sin expresión, con una fuerte carga emocional y sin solución se produce el instante de lo que en Descodificación Biológica llamamos Bioshock.

Puesto que la mente pensante no ha encontrado una solución para ese acontecimiento inesperado, el cuerpo que es biológicamente perfecto, tiene recursos para solucionar lo ocurrido. Y cuáles son esos recursos te preguntarás… pues el cerebro arcaico.

El cerebro arcaico o cerebro reptiliano, está el primero desde la evolución, los humanos lo tenemos en común con el resto de mamíferos y tiene archivadas todas las experiencias de nuestra especie.

El cerebro reptiliano rápido y efectivo donde los haya, toma el mando y busca la solución.

La cosa está complicada, porque para él (tu cerebro arcaico) soledad es igual a peligro de muerte. Lo vive como cuando los humanos vivíamos en las cavernas. En las cavernas era necesario el grupo para poder cazar, recolectar, cuidar de los niños, dormir, comer, etc. Sin el apoyo del grupo cualquier animal feroz te podía matar.

Una solución que encuentra tu cerebro arcaico cuando siente soledad profunda es almacenar todo lo que comes. Lo almacena en tu cuerpo en forma de grasa para cuando no puedas “salir a cazar”, porque si no puedes cazar no podrás comer y te morirás.

El cerebro arcaico no sabe que hoy tenemos supermercados para llenar la nevera y que ya no salimos a cazar. Y como él ha tomado el control pues lo hace como sabe, como lo hacía en las cavernas, como hace miles de años.

¿Estas flipando, verdad? Vaya maquinaria tan precisa que tienes, ¿lo sabías?.

Pues sí, el cuerpo que tienes está preparado para sobrevivir y adaptarse sin que tú tengas que pensar en nada.

Y este mecanismo de supervivencia tan maravilloso lo tienes desde que naciste. De bebé cuando tenías hambre llorabas para que tu mamá o la persona que estaba contigo te diese de comer.

Desde ese primer llanto que comunicaba que necesitabas algo, has ido creciendo hasta hoy. ¿Te imaginas las veces que has podido llorar para reclamar atención, cariño, comida, limpieza…? ¿Te imaginas las veces que lo reclamaste y no fue satisfecho inmediatamente? O quizás pasó algo inesperado para una niña pequeña y pensó que estaba sola.

Algo inesperado para una niña pueden ser muchas cosas. Eso inesperado, la niña lo vive como “me voy a quedar sola”.

Algunos ejemplos de momentos inesperadas y que pueden impactar a la niña pueden ser:

Que sus padres se separen.

Que empiece el colegio.

Que se pierda y no encuentre a sus padres.

Que presencie algo que le impresione y no estén sus padres o haya alguien que cuide de ella.

Que ocurra algo que le impresione y no haya nadie para apoyarla, abrazarla, explicárselo…

Ese bioshock, inesperado, sin expresión, sin solución, con fuerte carga emocional y vivido en soledad puede tener muchísimos matices o ser diferentes vivencias, tantas como personas.

Y te cuento todo esto para explicarte que cuando hoy, desde tu adulta, vives esta soledad inconsciente, es como si esa niña pequeña de 2, 3, 4 o 5 años la viviese. Te conecta directamente con esa primera vez que la sentiste.

¿Qué puedes hacer si crees que estas viviendo esta soledad inconsciente?

  • Toma una foto tuya de cuando eras pequeña.
  • Habla con esa foto, con esa niña que en un momento de su infancia se sintió sola.
  • Dile a esa niña que en ese momento no hubo ningún adulto para ayudarla.
  • Dile que hoy estás tú, que eres adulta y que has conseguido llegar hasta hoy.
  • Dile que tu adulta va a cuidar de esa niña.
  • Dile que nunca más se va a sentir sola, porque siempre estás y estarás con ella.
  • Dile todo lo que te apetezca y te salga decir.
  • Y pégate esa foto a tu corazón, como si abrazaras a esa niña.
  • Fúndete con ella y con todo tu amor.
  • Desde hoy, ni esa niña ni tu adulta volverán a sentirse solas, se tienen la una a la otra.

 

Y con todo este amor me despido de ti.

 

Si te ha gustado lo que has leído, compártelo con aquellas personas a las que les pueda interesar.

Si quieres compartir tu experiencia, será recibida con amor.                                                     

 

7 comentarios en “Me siento sola”

  1. Graciaaaaaasssss. que descripción tan maravillosa!! En mi camino de desarrollo interno pude en algún momento entender que la clave de mi obesidad estaba en mi niña interna, y poco a poco he ido relacionando eso con todas las memorias que tenemos grabadas en nuestros registros akashicos, leerte es para mi una confirmación del buen trabajo que he hecho con mi vida, jajaja… solía sentirme sola muy a menudo, y ciertamente siempre he estado rodeada de personas… pero desde que retomé mi relación con esa niña que esta dentro de mi ávida de atención para guiarme hacia la felicidad como ADULTA, la verdad es que esa sensación es muy poco frecuente para mi… leerte me ha hecho recordar todo lo que he crecido, Y entonces aprovecho para darte las GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS y para reconocerme.

    1. Muchas gracias Senis por compartir tu experiencia! Qué lindo lo que dices, enhorabuena por ese crecimiento y reconocimiento! Un abrazo a las dos!

  2. Gracias por tus palabras.. hace un año mi hija fallecio en un accidente y desde ese dia me siento sola.aunque tengo otros hijos ella era mi compañera en todo.

    1. Hola Carmen, muchas gracias por tu sinceridad. Es normal que te sientas sola y de muchas otras formas… si hace un año es posible que el duelo no esté hecho todavía.
      No sé si conoces el libro “Muchas vidas, muchos maestros” de Brian Weiss, después de leerlo cambió mi visión sobre la muerte. Si no lo has leído te invito a que lo hagas porque seguro que te aporta otro punto de vista.
      Un abrazo enorme.

  3. Gracias , pondré en práctica el reencontrarme con mi niña interior. Tengo amigas y mi padre y hermanas , pero normalmente elijo estar sola . Será que no he tomado conciencia de esa soledad qué hablas y elijo creer que es una elección?. Soy conciente de lo que vivo y siempre busco ayuda o lecturas para sanar , pero no logro incorporarlos del todo porque me falta voluntad como en todo lo que quiero emprender. Gracias nuevamente. Me gusta mucho leerte …

  4. Hola Verónica! Muchas gracias por tu honestidad en lo que escribes y enhorabuena.
    El trabajo con la niña interior es muy hermoso y te permite sanar heridas a veces olvidadas.
    Con respecto a tu elección de soledad se puede dar de dos formas:
    1. elegida conscientemente, te sientes de maravilla y no anhelas estar acompañada en ese momento.
    2. elegida inconscientemente, te sitúas en la víctima pensando “estoy sola porque fíjate….”, “no me llama nadie…” vamos que no estas a gusto, sin embargo como es lo que conoces, lo buscas para “mantenerte dentro del conflicto”, que al ser lo conocido es lo seguro para ti.
    Por último, para lo que dices de que te falta voluntad, te invito a leer este artículo https://lauracubero.com/no-consigo-avanzar/.
    Un abrazo enorme!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Laura Cubero.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de lauracubero.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.