Solo veo mis defectos

Cuando una persona llega a mí, me pide información o quiere trabajar conmigo, le paso un cuestionario con diferentes preguntas y una de ellas es ¿cuáles son tus fortalezas personales?.

Si te hago ahora mismo esta pregunta, ¿cuáles son tus fortalezas personales? ¿qué responderías?, tómate tu tiempo.

Las respuestas más comunes que me encuentro son: mi hijo, mi hija, mi pareja, no tengo, no sé cuales son, me cuesta identificarlas…

El resto de personas que contesta afirmativamente a la pregunta lo hace con una palabra o dos a lo sumo.

Y una minoría contesta con tres o más fortalezas personales.

¿Cuántas has contestado tú?, ¿te ha resultado fácil?, o por el contrario ¿has tenido que pensar mucho?

La primera vez que tuve que escribir mis virtudes y mis defectos no te imaginas cual fue el resultado.

La columna de defectos, de cosas que no me gustaban de mí, era interminable, una palabra tras otra, surgían sin pensar…

La columna de virtudes, eso ya era otra cosa, por más que pensaba no se me ocurrían, solo me salían tres o cuatro.

Es muy interesante darse cuenta de esto ya que es el primer paso para comenzar a ver tus fortalezas, a valorarte y a reconocerte tal como eres.

Digo reconocerte tal y como eres porque posiblemente, si tu lista de defectos es considerablemente más larga que la de virtudes, tienes una visión distorsionada de ti misma.

Reconocerte es volver a conocerte, volver a ver esas cualidades que tienes innatas en ti y que por algún motivo has olvidado o escondido.

¿Qué ocurre si solo ves tus defectos?

Donde pones el foco, pones la energía; hacia tu foco diriges todas tus acciones. Ya sea de forma consciente o inconsciente tu día a día va a girar entorno a lo desagradable, te cruzarás con personas con un montón de defectos que no te gustan y tú a ti misma no te gustarás.

Tu energía estará enfocada en mostrarte lo poco que vales y demostrarte que no puedes hacer determinadas cosas. Suena fatal ¿verdad?.

¿Qué hay detrás?

Detrás de que solo veas tus defectos y los de quienes te rodean, hay una profunda sensación de no valer, no servir, no llegar al rendimiento esperado, hay una profunda desvalorización.

¿De qué manera te desvalorizas?

  1. Sólo ves lo que no te gusta tuyo o de los demás.
  2. Te comparas con aquellas personas a las que admiras. Te comparas con el máximo exponente , para ti, que tiene y representa una cualidad que a ti te encanta y te encantaría tener.

Por ejemplo, piensas que nunca vas a poder hablar en público como lo hace Mónica Galán (coach experta en comunicación, conferenciante y autora del libro “Método Bravo”, a quién admiro profundamente).

Si puedes ver una cualidad en una persona determinada es porque tú también la tienes en cierta medida, la conocida Ley del Espejo. Esa característica puede gustarte o no gustarte.

¿Qué puedes hacer?

  • Cambiar la palabra defectos por áreas de mejora, le quita carga emocional y ya no pareces tan “mala”.
  • Observarte a lo largo de cada día, cada vez que te comparas con otros, cada vez que te sientes pequeña para salir del “piloto automático”.
  • Fijarte en todas las cualidades de las personas que admiras y reconocerlas en ti. Seguramente sean tus grandes potenciales, aquellos que tienes en la sombra, solo con reconocerlos y practicar pasarán a tu luz.
  • Escribir a mano, todas esas características del apartado anterior y que tú también tienes.
  • Ponerte frente al espejo con tu lista en la mano y leértela.
  • Después de leerte tu lista, ponerte en posición de poder durante dos minutos. Como si fueses “super woman”, con brazos en jarras, pecho alto y abierto y mirada ligeramente hacia arriba.
  • Y por último, repetir en voz alta “YO VALGO, YO PUEDO”.

Después de cuatro años de trabajo personal intenso, hace unas semanas fui consciente del cambio que había pegado en este sentido. Tuve que hacer la misma lista de cosas que no me gustan y me gustan de mí, ¿imaginas el resultado?.

La lista de cosas que me gustan era interminable, me salía sin pensar… y la columna de cosas que no me gustan me costó escribirla, creo que puse tres o cuatro.

Así es que si yo lo he conseguido, tú también puedes.

Estaré encantada de leerte, de saber cuáles son tus virtudes, aquellas de las que te sientes orgullosa y te empoderan. Viendo las tuyas me ofreces a mí y al resto de lectoras la posibilidad de ampliar nuestra lista.

6 comentarios en “Solo veo mis defectos”

  1. Hola Laura! que lindo leerte! hace un tiempo que vengo en busca de valorarme yo.. Siempre encuentro la manera de criticarme, de castigarme.. se que no es el camino.. en los demás no me fijo, no desvalorizo.. si en mi.. Confio que con lo que leo, escucho, comparto con gente que esta en sintonia con estos temas, voy a salir del pozo.. estoy tratando de descodificar mi sobrepeso también.. Todo me sirve para encontrar el eje.. mil gracias

    1. Hola Rosana! Claro que sí, confía en ti porque tienes todo lo necesario para hacer el cambio. El valor se recupera tomando la decisión de hacerlo; cada vez que te des cuenta que lo has cedido a otros, que te castigas o criticas pues date mucho amor y retira lo dicho o hecho. Muchas gracias por tu honestidad y mucha práctica!! Verás como dentro de poco estás en tu eje. Un abrazo!

  2. Clelis Morillo

    Hola, yo siento que tengo cualidades, pero se me hace difícil escribirlas o verlas y negativas hay una que siempre salta de primera y es si te quisieras no estuvieras gorda y esa me aniquila todos mis planes y me entristece xq quiero hacer tantas cosas.

    1. Hola Clelis, muchas gracias por tu sinceridad. Imagina que lo que te dices a ti misma se lo dices a una amiga, ¿cómo se sentiría?, es normal que te sientas triste y muchas cosas más…
      Tú tienes el poder para cambiar tu mirada sobre ti misma y dejar de agredirte, porque llamarte gorda es una forma de agresión. Puedes empezar por cambiar tu lenguaje, lo que hará que cambies tu estado de ánimo y te permitirá salir del círculo en el que estás.
      Esas cualidades que sabes que tienes (porque las tienes, todas las personas tenemos aspectos maravillosos), te recomiendo que las escribas (es muy importante), una por una, aunque te cueste, no tienes prisa…. fíjate en las cualidades que te gustan de las personas a las que admiras y seguro que te da una pista de las tuyas….
      Te recomiendo que leas este artículo https://lauracubero.com/no-me-gusto-cuando-me-miro-en-el-espejo/

      Espero que pronto nos compartas todas esas virtudes! Un abrazo enorme!

  3. Hola Laura mis cualidades…se cocinar….tengo muy buenas manos para las plantas…soy emprendedora…amo los animales y la naturaleza…tejo muy bien…soy simpática…

    1. Hola Isabel! Enhorabuena por esas cualidades maravillosas, por mostrarlas y honrarlas! Muchas gracias! Un abrazo enorme.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Laura Cubero.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de lauracubero.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.