Yo merezco

La semana pasada en mi clase de Biodanza, en la parte del relato hablábamos del merecimiento.

Hacía tiempo que no reflexionaba sobre esto y desde ese día me he ido encontrando situaciones que apuntan a merecer o no merecer, he ahí la cuestión.

¿Qué es para ti merecer?

¿Crees que tienes lo que mereces?

¿Sientes que la vida es injusta contigo?

La verdad es que es un tema muy extenso y puede llegar a ser delicado.

Me gustaría abordarlo desde el punto de vista de la Descodificación Biológica, o lo que es lo mismo, llevar la mirada desde hoy al pasado.

El merecimiento es que tu sepas con toda seguridad y sientas que por el simple hecho de nacer, de estar en este mundo, te mereces todo lo mejor.

Cuando sientes que mereces que te ocurran cosas buenas, que mereces conseguir aquello que buscas, que mereces ser feliz, que mereces estar en paz, que mereces gustarte, que mereces vivir la vida que sueñas estas completamente alineada.

Que sientas que mereces lo mejor no significa que no te ocurran cosas desagradables, que no sientas dolor, que no pases por baches, etc.

El conflicto está cuando suceden estas cosas más desagradables y tienes la sensación de que eres una víctima de la vida, que todo te ocurre a ti, que qué mala suerte, etc.

Cuando piensas que no tienes el poder, eres una víctima y desde esa posición no te puedes mover. ¿Cómo te vas a mover si el poder está en el exterior en lugar de estar en el interior?.

El conflicto también está cuando sientes no mereces la parte más amable de la vida, que no mereces que las cosas salgan bien, que no mereces tener buenas relaciones, que incluso no mereces vivir…

Detrás del conflicto de no sentirse merecedora pueden haber muchas causas. El origen de este sentimiento puede encontrarse en la vida de la persona, en su proyecto y sentido o en el transgeneracional. Te voy a contar las causas más comunes.

El origen del no merecimiento

  1. La falta de reconocimiento. Puede estar en tu vida, en la vida de tu madre mientras estaba embarazada de ti o en alguno de tus ancestros puede ser el origen de tu sensación de no merecer. Existen casos de personas no reconocidas por alguno de sus padres, que no llevan el verdadero apellido o que no saben quién fue su padre o madre.
  2. Expulsado del clan. Que haya habido alguna persona expulsada del clan familiar porque haya hecho una fechoría, porque haya tenido una relación que la familia no aceptaba, porque haya hecho algo que la familia no considera noble, etc., todo esto crea mucho dolor tanto en la persona como en el entorno y este dolor se transmite generación tras generación.
  3. Existencia de un gemelo perdido. Durante el embarazo de la persona que se siente no merecedora, no estaba sola. El embarazo fué al menos gemelar y en el transcurso del mismo solo sobrevivió uno. El feto que se salva y llega a nacer a veces lo vive como que su hermana o hermano tuvieron que morir para que ella o el naciesen y les lleva a no sentirse merecedores.

¿Te suena alguno de los casos que has leído?, ¿ha surgido en ti alguna emoción?.

Tanto si tu respuesta es que sí como si es que no te invito a que practiques el siguiente ejercicio.

Ejercicio de merecimiento

  1. Escribe en un folio YO MEREZCO.
  2. Colócalo en el suelo, donde tu sientas.
  3. Písalo con los dos pies, ponte encima del folio.
  4. Cierra los ojos y escucha tu cuerpo.
  5. ¿Qué emociones llegan a ti?
  6. Sin juicio, sin intentar pararlas, deja que evolucionen.
  7. Sin prisas, cuando te sientas bien puedes abrir los ojos.
  8. Ya puedes salir del folio.
  9. Puedes escribir lo que has sentido o si te ha llegado alguna vivencia concreta.

¿Te sientes merecedora ahora de todo lo bueno que venga a tu vida?

¿Tomas acciones para acercarte a lo que piensas que mereces?

¿Piensas que vendrá lo que tenga que venir y te limitas a esperar que llegue?

Tan importante es que te sientas merecedora de que ocurran cosas lindas en tu vida como que tus acciones vayan encaminadas a esas cosas que deseas sucedan.

Lógicamente si no te sientes merecedora, no vas a mover un dedo.

Pero si realmente te sientes merecedora, ¿qué acciones realizas cada día que te acercan a tus sueños?

Te invito a que contestes a las preguntas honestamente y tomes acción si lo consideras necesario.

Por último, ¿qué te parece si cada mañana al lavarte los dientes te cantas el siguiente mantra?

YO MEREZCO, YO MEREZCO….

Comparte tu experiencia si te apetece, estaré encantada de conocerla y ayudarás a muchas personas.

2 comentarios en “Yo merezco”

  1. Laura , me encantan tus post , y siempre espero ansiosa leerte y poner en práctica tus consejos . Gracias ,Gracias, Gracias !

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Laura Cubero.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de lauracubero.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.